El mensaje que Van Gogh me envió 126 años después de su muerte

Cinco años de trabajo, 900 obras, miles de Bocetos y cartas, sus canciones preferidas y una experiencia surrealista, son apenas algunos datos que usted debe saber de la muestra “Van Gogh Alive” que hasta hoy estuvo en Bogotá y que ahora parte hacia Cali. 

Sin embargo, luego de tener la fortuna de haberla visitado yo le diré una sola cosa: visitarla, así usted no sea amante del arte es abrir la puerta al extasis. Y es así. Las cifras anteriores no cuentan que la muestra es un viaje por los últimos 10 años de vida y de corta trayectoria artística de Van Gogh pero que va más allá de una muestra artística. 

“Van Gogh Alive” es una metáfora que representa a todo ser humano que sufre, una representación de nuestra decadencia, de la soledad, del amor, del desamor y de la fragilidad de nuestra mente. Van Gogh es presentado como un ejemplo de un hombre brillante que tan sólo estuvo 39 años en este mundo pero que sufrió lo que usted y yo, quizás hoy mismo, estamos sufriendo.
No sé, quizás sea sólo yo, ni idea qué le habrá sucedido a las demás personas que vieron la muestra en Bogotá pero a mí, esa manera de vivir y de dejar huella a pesar de la visible degradación de Van Gogh me inspiró, y me llenó de ganas de dejar hoy aquí mucho más que un frío comentario sobre una obra. 

Amigos, familia y lectores, dejémos la piel y el alma en cada uno de nuestros días, que valga la pena hoy y mañana todo lo que hagamos, que nuestro legado sea valorado y que como lo dijo este holandés: “prefiramos morir de pasión que de aburrimiento”. 

Gracias al Museo Van Gogh y a Grande Exhibitions por una obra magnífica y gracias al universo por la posibilidad de vivir para verla. Recomendada total. 

Comunicación política y culto al ego


En una era en la que el ciudadano no cree todo lo que ve, en la que exige información oportuna y además participa activamente, la comunicación política debe aportarle a los procesos de comunidad y evitar caer en el egocentrismo del gobernante de turno. 

Pareciera que en la era de la información, la rápida difusión de la gestión pública a través de las redes sociales, hubiera modificado los paradigmas de la comunicación política. El “yoismo” ha acabado por dominar la estrategia comunicativa de los gobernantes. 

Observemos al candidato millonario Donald Trump, los argumentos de su campaña básicamente son dos: todo el mundo es corrupto y él es la salvación. Cómo lo logrará, ni idea porque su argumentación se basa en la división, la agresión y hasta la discriminación de las que él considera como minorías. 


Y cómo no recordar al fallecido Chávez, toda su gestión fue difundida con un sólo propósito: convertirlo en un icono de la izquierda latinoamericana. Chávez hizo, Chávez logró, Chávez esto y aquello. No hay mucha diferencia con el caso anterior a pesar de la gran distancia ideológica entre los dos personajes. 

¿Pero por qué sucede esto? Básicamente por dos razones: la primera relacionada con la creencia equivocada de que el ciudadano común es ignorante. Y la segunda, consecuente con la errada idea de que la gestión pública se mide con la misma vara que la favorabilidad del político de turno. Nada más alejado de la verdad.

¿De quién es la culpa? De nosotros, los asesores de comunicación e imagen que olvidamos que la buena gestión se “vende sola” y que cuando las cosas se hacen bien, no es necesario titular un comunicado de prensa con el nombre del mandatario, sino con el logro de la gestión; y mucho menos que la medición de una buena gestión de la comunicación se mida con la cantidad de veces que los medios hablen del político. 

Hay casos positivos, muy pocos, que priorizan los procesos sobre el ego, un buen ejemplo es la actual Alcaldía de Medellín. Un mandatario preocupado por su gestión y una estrategia comunicativa que a su vez da mayor relevancia, aunque no siempre, al resultado sobre el gestor. 


Se trata de construir espacios de diálogo que aporten al concepto de comunidad y sin dejar de lado la gobernabilidad. De pensar en cómo difundir lo que se logra y su apropiación por parte de la ciudadanía; no en la figura de un personaje. Se trata, en esencia, de respetar al jefe natural de la gestión pública: la gente. 

Personalmente, hago la reflexión como un llamado a recuperar la esencia de la comunicación como un proceso que construye. Tuve el infortunio de trabajar para una estrategia de comunicación enfocada a alimentar el ego de alguien y aprendí que no puedo soportarlo. 

Me rehuso a ser un instrumento que construye figuras, en mi paso por nuestra disciplina, la comunicación, no cabe premisa diferente a la de crear procesos que beneficien a la comunidad, al planeta o a las causas en las que decidí creer. 
@DiegoAreiza

DJ´S Y JÓVENES PRODUCTORES SE UNEN POR LA CULTURA ELÉCTRONICA EN CALI


Este sábado 6 de Agosto se realizará MADNESS, el primero de una serie de eventos en la ciudad.
El sueño de cuatro jóvenes caleños, dj´s y productores de música electrónica, que consistía en crear un movimiento cultural de primer nivel en torno a la música electrónica, se hace realidad este próximo sábado 6 de Agosto en el que, según sus organizadores, será el primero de múltiples eventos de nivel superior que vendrán para Cali y para Colombia. 


Y es que según los integrantes de este movimiento, entre los que se encuentran jóvenes de distintas disciplinas que se han sumado a la iniciativa, en la ciudad existen pocos ejercicios serios en donde se escuche y se produzca música electrónica como la que se puede disfrutar en los grandes festivales internacionales como el Tomorrowland, el Ultra, el Love Parade y hasta el Storyland.

Madness, hace referencia a un concepto de locura y disfrute de lo que se espera que más que una fiesta sea un espectáculo integral que se reinvente en cada uno de los eventos. Así mismo, “Madness refleja lo que vive la gente en las pistas de baile alrededor del mundo cada vez que escuchan la mejor música electrónica que será el pilar de nuestros eventos”, añade Pablo Andrés Morales, uno de los fundadores de este movimiento.

Este primer evento tendrá lugar en un exclusivo hotel boutique de la ciudad ubicado en el norte de Cali, así mismo, según sus fundadores, Madness también maneja un público exclusivo, por ello la distribución de boletería e invitaciones se ha venido realizando mediante una estrategia de promotores que se mueven en ciertos círculos sociales. 


Así mismo, en redes sociales como Instagram y Facebook desde hace ya más de un mes se viene generando un fenómeno entre los caleños con las etiquetas #MadnessArrives, #Madness y #TheWayToFeel, en donde los exclusivos invitados o personas que lograron adquirir su boleta están publicando imágenes y mostrando que ya hacen parte del movimiento.


“Lo que queremos es crear cultura electrónica de calidad, un movimiento que se preocupe por producir música de primer nivel, de forma seria y pensando siempre en sus seguidores”, agrega Juan Sebastián, DJ del dúo caleño DARVM que hará parte del evento”.

En el tiempo que lleva el proyecto a flote, múltiples marcas y otros movimientos se han ido sumando a la iniciativa con apoyo como Dance Republik, Roset y Ecco, entre otros. 


 

Atado a ti


Como ese pequeño que busca refugio en el calor corporal de su madre, como el perro que busca ser mimado al despertar, como la luna que encuentra su lugar predilecto en la noche oscura.

Como el viento que halla en tu cabello su mejor aroma, como el pez cuya vida depende del agua, como la luz necesita de la oscuridad y como el amor está atado a las almas. 

Así y de mil formas más estoy atado a ti. 

A pesar de los días más oscuros, a pesar de los temores que atormentan nuestras mentes y aún por encima de la lógica terrenal.  

Me ata un corazón que no reconoce argumentos ni mucho menos instintos y un sentimiento que crece a pesar de la distancia enemiga.

Atado a ti. Indefinidamente atado a ti. 

SYD

La Paz

Afirmaciones-para-estar-en-paz-con-uno-mismo.jpg

Mucho se ha hablado del momento histórico que vive Colombia a propósito de la negociación del conflicto armado que adelanta el Gobierno en La Habana. Sin embargo, según la Iniciativa Ciudadana por una Cultura de Paz que adelantan la Corporación Visionarios y la Alcaldía de Santiago de Cali, dos de cada tres personas en Colombia fallecen por causas diferentes al conflicto.

Esta no es un opinión en contra o a favor de la negociación que se adelanta con las Farc y el ELN, no.Esta es una invitación a detenernos un momento para pensar esto bien. Iniciemos por entender qué es el conflicto: de acuerdo a esta estadística definitivamente no es la confrontación entre Estado y grupos armados ilegales. El conflicto es aquel que vivimos todos los días, ese que es tan evidente en la calle, en la casa y hasta en el trabajo.

La paz, esa famosa pero etérea cosa que todos anhelamos gracias a las noticias pero que nadie ve está justo ahí, en nuestras narices, no depende del Gobierno, tampoco de la voluntad del otro y mucho menos de un acuerdo del que todos hablan expectantes de la fecha en que se firme como si de ello dependiera que vivamos tranquilos.

Paz1

Es simple, un buenos días en las mañanas, una sonrisa de esas que abren puertas, una palabra amable y un simple gracias pueden marcar la diferencia. La paz es una construcción nuestra todos los días, no depende de nadie más, como lo dice la Corporación Visionarios más que hacer la paz es hacer las paces, con uno mismo y con los demás.

 

La paz es un valor y un principio a la vez. Es una forma de vida, es sentirse bien con uno mismo, es comprender que la vida es buena y que es aquí y ahora, que un día perdido es un día que jamás regresa y una oportunidad menos para lograr lo que nos propusimos.

Si esta es una invitación: estimado lector le convido a que mañana en el bus, en el semáforo, en su casa, en su barrio, en la fila del banco o del supermercado, en su oficina y hasta en su propia mente, viva en paz con usted mismo e irradie con ello a todo aquel que le rodee.

Paz3.jpg

Paz en su noche.

@DiegoAreiza