¿Amor por la vida?

Amor por la vidaNo sólo es el título de este blog, no. Es mucho más que eso, es una premisa de vida, una filosofía y una frase cargada con tal poder que guía a millones de vidas, inclusive la mía.

Pero muchos me preguntan qué significa, pues bien, trataré de resumirlo con una única condición, revelaré su contenido para ti si te comprometes a comentar este post y compartirlo, si te gusta. ¿Vale?. De lo contrario te invito a que no continúes leyendo. ¿Así que decidiste continuar? Bien, entonces tenemos un trato…

Antes de empezar, aclaro que no es un mensaje tomado de ninguna parte ni mucho menos una teoría positivista de esas que te dicen que todo en la vida es lindo, paz y amor. No, es mi creencia personal, muy personal, de los hábitos y actitudes en los que creo, no para “alcanzar” una felicidad lejana, si no para disfrutar la felicidad que decidí tener y que gozo a diario.

Amor por la vida ó #LoveLife, es todo aquello que alguna vez aprendimos como esas cosas básicas y que por esas situaciones de la vida, la mayoría decidimos olvidar. Para ti, mis 30 acciones o hábitos para disfrutar de este viaje maravilloso llamado vida y de nuestra limitada existencia:

  1. Ser amables.
  2. Comer bien.
  3. Hacer ejercicio.
  4. Concentrarse eventualmente.
  5. Ser honestos.
  6. Soñar en grande.
  7. Ser pacientes.
  8. Juzgar menos a los demás.
  9. Sonreír SIEMPRE.
  10. Quererse a sí mismo.
  11. Olvidar fácilmente.
  12. Ser agradecidos siempre.
  13. Pensar positivamente.
  14. Creer en nosotros mismos.
  15. Mantener la mente abierta.
  16. Considerar las necesidades.
  17. Olvidar las excusas.
  18. Hablar sólo cuando es bueno, conveniente y necesario.
  19. Aprender a escuchar.
  20. Escoger la fe sobre el miedo.
  21. Hacer las cosas HOY.
  22. Ejercitar la auto – disciplina.
  23. Conservar lo bueno.
  24. Olvidar lo malo.
  25. Evitar las comparaciones.
  26. Entender que siempre hay oportunidades en los errores.
  27. Nunca tomar a pecho las opiniones.
  28. Rodearse de buenas personas.
  29. Dejar ir lo que no puedes cambiar.
  30. Dormir bien.

Finalmente, algunas consideraciones: En primer lugar, la felicidad no es una meta, es el camino. En segundo lugar, si te fijaste bien, las 30 acciones son alcanzables porque dependen de uno mismo, es decir, están bajo nuestro propio control. Tercero y último, problemas, situaciones difíciles, decepciones y tristezas siempre habrán, con esta formula no cambiará el mundo, pero estoy seguro que hará que el viaje por él sea más placentero. ¿Sencillo, no?.

Espero que te haya gustado, al fin y al cabo llegamos juntos hasta aquí, así que ahora cumple con tu parte del trato: comenta y comparte. 🙂